Serra des Puntals (pas de sa Rata)

pict6038

11 enero 2009 (domingo)

SERRA DES PUNTALS  (Pas de sa Rata) 

Tengo suerte, ha llovido toda la noche, sigue lloviendo por toda la Sierra, el que tenía que venir, se raja y los que vamos me dan la opción de elegir ruta. Cómo ya le dije a Pedro, Serra des Puntals de Planicia, hay pequeños “reductos” que me faltan por explorar.

Recojo a Mariana y a Pedro y nos dirigimos al Coll des Grau (no sé porqué, pero me suena este Coll… Ah claro, llevo dos fines de semana por esta zona, je je). Empezamos la subida dirección Coll d´Estellencs bajo la lluvia, los valientes seguimos adelante, los no tanto, retroceden a casa rapiditos, se les ve poco excursionistas. Antes de llegar a lo alto, desvío a la derecha, sendero muy frondoso, zona húmeda de verdad, nos lleva al Pas de sa Rata.  Voy el último (fotos hago) y me veo a los dos esperándome, -Qué hay, ¿no sigue? –Hay que escalar y la roca está empapada y es muy vertical. Me dicen.  –Na, hombre es fácil, ¡Ups! No tanto parece.

Con esmero y sigilo, comienzo a observar el terreno a escalar, los primeros pasos parecen seguros, pero a medida que asciendo, no lo veo claro. ¡No puedo volver a bajar, está clarísimo! ¡Se puede subir pero no bajar!  Pedro me insta a que le informe no sin antes decirme que si está mal y patina y no hay donde agarrarse él no sube. Y ¿qué le digo? Yo no puedo bajar, me pegaré un “piño” y rodaré un día entero si patino.  –Está bien, de verdad. Mariana, Pedro subid. Hay donde agarrarse (eso espero, pienso).

Mientras se deciden, agarradito que estoy, avanzo un pie y al apoyarlo… patino, yendo mi cuerpo a descenso, afortunadamente me agarro con fuerza a una raíz y un pequeño saliente, Oh, oh… ya les veo las cabezas a estos dos, mejor no me vean en esta postura, que se “agüitonan”. –¡Seguro qué se puede!, ¿Podemos continuar subiendo?, Rafa que patina mucho.  –No pasa nada, es practicable, la subida es sencilla, no patina (mucho).

La subida es en zic-zac. Nos ayudamos un poco, es más impresionante por su verticalidad que por su dificultad, eso sí, la caída… no será dañina, será definitiva, los más de veinte metros que nos separan del suelo asustan y con esa majestuosidad de vista y sensación de vacío… la mente hace el resto.

Llegamos a lo alto contentísimos, superada la primera prueba del día, del día despejado, por que al poco la niebla será nuestra mejor compañera. Aprovechamos el sol para comer, después a continuar hasta  el Puig de Sa Mola  (941 m). La niebla se espesa por momentos, llegando incluso a no ver a más de cinco-seis metros. Parece que estamos en el bosque típico de las películas de terror. Mala suerte para Mariana, que a lo alto del pico… ¡na de na!  O sea, ¡na de na!  (fotos).Primera vez (para Mariana),  primer fiasco de tiempo.

Bajamos rapiditos a través de la niebla y retazos de nieve hasta un cruce, tomamos dirección Coll de sa Senyora. Vaguada algo complicada por su falta de uso de su sendero, ya abandonado de hace muchísimos años. Andamos con mucho tiento en medio de este bosque, encontramos el sendero original (que ya le queda poco, un trabajo impresionante en su ejecución) y llegando casi a Can Pastis, aparece la pista que cruza desde Son Balanguer hasta Son Vic de Superna.  Ya cansados, son muchas horas subiendo y bajando, comprobando, explorando y rectificando ruta, etc… aparece la pregunta ¿hacia dónde? Hacia abajo; Son Vic y carretera al coche, una horita. Hacia arriba; subiendo y subiendo y dando la vuelta por son Berenguer, Campaneta y coche… pues mucho más, pero no hay carretera.

Como buena democracia, cada uno es un voto; Pedro a Son Vic, Mariana a Son Vic, Yo hacia arriba, Son Berenguer-Campaneta. Resultado: tres a dos, gano yo. –Como ¿qué he contado mal? No es posible, ellos son dos: dos puntos. Yo dos, uno por mi, más otro por las llaves del coche, ah, el tercero es por que el coche también vota y siempre a las órdenes de su amo, ¡está claro no? A sí que, hacia arriba, sube que te sube…

Destrozaditos están los dos pero como buenos amigos y excursionistas y ansiosos de conocer cosas que no conocen… sacando la lengua seguimos subiendo la pista hacia son Berenguer. Al llegar, fallo mío, me dejo convencer por ellos para ir por la pista de la finca hasta la carretera. –Está más cerca el coche por aquí, etc etc…  Vale, pero los pocos kilómetros de asfalto qué? Eso pienso mientras los subimos.

Llegamos al coche, ¿dónde está Mariana?. –Miralá, ya tumbada en el coche. Un café y un bocata en Esporlas y Pedro sin pagarme la coca-cola que me debe de la apuesta que perdió, bueno que no se olvide la próxima  vez.

PARA VER LAS FOTOS EN DIAPOS PINCHA AQUI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EXCURSIONES, General y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s