sobre-patines

Salida patinaje PORTIXOL-CIUDAD JARDIN-PORTIXOL

Carme convocó para el sábado (12/04/08), una salida en patines, quedando en Portixol, zonadel ancla, hasta Ciudad Jardín.Llegado el día, nos vemos a las 17h en la tienda de Vía Argentina los que tenemos que alquilar los patines; Andrés, Carme (propios) y yo. Un vez recogidos nos vamos al punto de encuentro.

Aprovechamos para cambiarnos, mientras Quique, Santi, Julia y Antonia (Palma) están a punto de llegar. Una vez todos, emprendemos el patinaje.

Si me siento más seguro que en las anteriores salidas, también noto que no estoy del todo concentrado (eso me pasará factura). Afortunadamente Julia, tampoco sabe mucho y es escoltada por turnos por Carme, Quique y Santi. Y no soy el único “pato mareado”.

Andrés ya es casi profesional y hace giros y frena como quiere, yo no hay manera, estoy un poco pez. Antonia con sus patines no se mueve del sitio (me recuerda cuando fui la primera vez, con unos patines que no andaba nada de nada), ella igual, llega a desesperar un poco, lo entiendo.

La tarde encapotada y cuatro gotas hace que dudemos de ir, pero esto es Mallorca y a los pocos minutos se abre el cielo y hay que quitarse prendas, momento para cotorrear y hacer alguna foto.

Carme nos muestra sus avances, eses, giros, descensos, ascensos y lo más llamativo es el equilibrio de ir con una pierna al aire bajando por la rampa y subiendo, así como cruzar un pie delante de otro. Claro, se me pone delante haciendo esto y yo me descontrolo y.. “patapúm”

Aprendemos a frenar; Andrés lo tiene bien claro, Julia se agarra a la barandilla yo me agarro al suelo, la “hostia” que me pego contra el suelo  no es nada con el daño moral. Y no será la única caída.

Quique y Santi mirando como practicamos y dando consejos y Antonia ¿dónde estará?, esos patines… parecen que tiene cola adhesiva.

Santi le enseña a Julia como no se ha de caer como él en ese momento por estar enseñándola tan pegadito a ella y en la rampa nada más.

Llegado el momento los cuatro patinadores se despegan de los más “patatas”, nos quedamos Julia, Antonia y yo haciendo cuatro prácticas más, mientras ellos, cual avanzadilla presta y veloz llegan a Ciudad Jardín y vuelven como cual corderito a su redil. Juntos de nuevo, regreso. El tiempo corre, hay que devolver los patines. Con Antonia y sus patines adhesivos no se avanza, Quique, Julia y Santi, hacen de tripas corazón y se quedan con ella, de guardaespaldas, mientras nosotros tres, rapiditos al coche.

Aquí termina una tarde de patinaje, aprendemos más cada vez, unos a caer otros a hacer piruetas… como me dijo Carme…. -Poco a poco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, sobre patines y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s